top of page

¿CÓMO DETENER LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS? : Entendiendo y descodificando la mente

Actualizado: 9 oct 2023


Entendiendo y descodificando la mente
¿CÓMO DETENER LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS?


Este artículo pretende ayudarte a descifrar el enigma del cerebro humano, sus emociones y cómo éstas se manifiestan en nuestra vida cotidiana. Hoy nos adentraremos en un fenómeno común pero a menudo malentendido: LOS PENSAMIENTOS INTRUSIVOS


¿Qué son los Pensamientos Intrusivos?


Los pensamientos intrusivos son aquellas ideas, imágenes o impulsos no deseados que invaden nuestra mente de manera súbita y recurrente. Estos pensamientos pueden ser perturbadores e inquietantes, ya que a menudo contrastan con nuestra visión personal, valores o, incluso, con nuestra propia identidad.


Desde una perspectiva de neurociencia, estas invasiones mentales son simplemente rutas neuronales que, por razones variadas, se han fortalecido con el tiempo. Imagina autopistas en el cerebro donde algunos caminos están más transitados que otros. Ciertas áreas del cerebro, como la amígdala, están involucradas en las respuestas emocionales y pueden estar hiperactivas en personas que manejan mucho estrés y ansiedad esto provoca con una alta prevalencia de pensamientos intrusivos. Además, la corteza prefrontal, responsable de las funciones ejecutivas como la toma de decisiones y el autocontrol, puede tener dificultades para regular esas respuestas emocionales. Estos pensamientos son el resultado de emociones no resueltas o traumas que buscan ser reconocidos y procesados.


Ser consciente de nuestra mente no solo significa entender qué estamos pensando, sino por qué lo estamos pensando. Aceptar y comprender la naturaleza de los pensamientos intrusivos es el primer paso para abordarlos. Al darles un espacio, en lugar de rechazarlos o temerles, podemos explorar su origen y, en consecuencia, reducir su impacto.


¿Por qué es crucial esta consciencia? Porque una mente no examinada puede ser como un barco sin timón, llevado por corrientes de pensamientos y emociones que no siempre son benéficos para nuestra salud mental.


Te comparto una excelente técnica muy efectiva para detener los pensamientos Intrusivos: "STOP"

  1. S (Stop/Para): Reconoce el pensamiento intrusivo. Imagina un cartel de "STOP" en tu mente.

  2. T (Take/Respira): Tómate un momento para respirar profundo. Conecta con el aquí y el ahora.

  3. O (Observe/Observa): Sin juzgar, observa el pensamiento. ¿De dónde viene? ¿Qué emoción está vinculada a él?

  4. P (Proceed/Procede): Elige cómo quieres proceder. Puedes dejar ir el pensamiento, reemplazarlo con uno más positivo o simplemente reconocerlo y seguir adelante.

Los pensamientos intrusivos, aunque perturbadores, son una parte natural de la experiencia humana. La conciencia plena, o mindfulness, es una herramienta esencial en este proceso. Ser conscientes nos permite observar nuestros pensamientos sin juzgarlos ni identificarnos con ellos. Es la práctica de estar presentes, reconociendo cada pensamiento como una hoja que flota en el río de nuestra mente.

Al cultivar la conciencia, podemos comprender mejor la naturaleza de nuestros pensamientos intrusivos, su origen y cómo manejarlos. Al final del día, es nuestra relación con estos pensamientos, y no los pensamientos en sí mismos, lo que determina nuestro bienestar emocional.

Entonces, ¿cómo podemos entrenar a nuestro cerebro para ser más consciente y resiliente ante los pensamientos intrusivos? La respuesta puede estar en una práctica milenaria: la meditación.


Mediante la meditación, aprendemos a observar nuestros pensamientos sin juzgarlos ni identificarnos con ellos. En lugar de quedar atrapados en el torbellino de la mente, nos convertimos en espectadores conscientes. Esto tiene un impacto directo en nuestro cerebro: al meditar regularmente, fortalecemos la conectividad entre la corteza prefrontal y otras áreas del cerebro, mejorando nuestra capacidad para regular nuestras emociones y reduciendo la hiperactividad de la amígdala.


Beneficios Neurocientíficos de la Meditación. Estudios de neuroimagen han mostrado que la meditación puede:

  • Incrementar la densidad de materia gris: relacionada con la memoria, las emociones y el autocontrol.

  • Fortalecer la conectividad cerebral: mejorando la comunicación entre diferentes áreas del cerebro.

  • Disminuir la actividad de la amígdala: reduciendo la reactividad emocional.


Nuestra mente es un universo en sí misma, lleno de misterios y, maravillas. Al aprender a descodificar y navegar este paisaje, no solo ganamos resiliencia, sino también una comprensión más profunda de quiénes somos. Los pensamientos intrusivos, pueden ser maestros, señalándonos áreas de nuestra vida que requieren atención y curación. La conciencia es la brújula que nos guía a través de este viaje interior, permitiéndonos enfrentar cada desafío con beneficio, entendimiento y amor propio.

Cada vez que enfrentemos estos pensamientos, recordemos que nuestra mente es un universo en constante evolución. Con consciencia y herramientas adecuadas, podemos ser los arquitectos de nuestra realidad interna, construyendo un espacio mental más sereno y equilibrado.

Al adoptar prácticas como la meditación, podemos entrenarnos para ser más conscientes, resilientes y en paz con nuestra mente. Recuerda que, al igual que cualquier entrenamiento, la consistencia es clave. Así que, ¿por qué no tomar un momento cada día para simplemente "ser" y observar? Tu cerebro te lo agradecerá.


Te comparto una meditación guiada para que puedes empezar a practicar y aprovechar los beneficios que esta practica.




Descubre la magia de la meditación guiada: un puente hacia la consciencia plena, donde cada pensamiento se vuelve una oportunidad para entender y transformar nuestro mundo interior. Déjame tu comentario.

Mucha Luz,


Psicóloga clínica -Máster Coach
Meli Mendoza

 Te guío hacia tu esencia✨ ➡️ Terapia Online🌎  ➡️Te certificó como Coach🎓
Psicóloga clínica -Máster Coach


46 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


Alex Freites
Alex Freites
Sep 26, 2023

Excelente!

Like
bottom of page